Corporativos y emprendedores

Las ventajas que te hicieron competitivo ayer  no necesariamente te llevarán a competir mañana, esa afirmación la entendemos muy bien los emprendedores, quizá no tanto así algunos corporativos. Una de las apuestas más relevantes para las compañías de “gran escala corporativa” hoy es el desarrollar una mentalidad  emprendedora dentro de su cultura organizacional, en este artículo te contamos las razones.

Las diferencias entre liderar una gran corporación y una startup están claramente marcadas y definidas, esta frontera esta compuesta por la incertidumbre, la adaptabilidad, riesgo, creatividad. Abordemos uno por uno para tener claridad en estos conceptos. Sea cual sea tu trabajo startup, pequeña empresa o gran corporación, tendrás incertidumbre en algunos o en todos tus procesos, recuerda que claramente los procesos empresariales relacionan personas y sus comportamientos, los cuales pueden ser complejos de predecir y por esta razón suceden los eventos inesperados, sin embargo si trabajas en una gran corporación es muy factible que tengas como condición inherente a organización una serie de datos históricos que te permitan generar análisis de comportamiento de mercado, ciclos de vida de productos, casos de éxito y fracaso entre otros, en otras palabras, si traduces  los datos a un análisis concienzudo  te permitirán mitigar la incertidumbre a cierto nivel.

Por el contrario si estás abriendo una startup o estás en el proceso de escalarla, la incertidumbre es tu desayuno, almuerzo, cena y snack. Este es el mejor y peor momento para abrir una nueva aventura empresarial, piensa que inventarse algo “nuevo” es casi imposible y tu éxito en el mercado está más definido por factores como la precisión estratégica, el buen servicio, la conexión emocional con tus clientes entre otras. Si todavía eres tu la persona que está pensando en la estrategia general de tu compañía y también eres la persona que está al teléfono atendiendo una garantía de producto o servicio, o incluso conversando con un prospecto para concretarlo como parte de tu base de clientes, sabes de que te hablo.

Si trabajas en una gran corporación con productos establecidos hace un tiempo considerable, tendrás retos de adaptación para ingresar a nuevos mercados, responder a nuevas normativas del gobierno hacia tu industria y similares, quizá la pandemia te ha mostrado que la adaptabilidad es la capacidad más relevante para la supervivencia en general y en ese sentido los lideres y responsables de startups si que tienen terreno recorrido, si lideras una startup, claramente debes estar pensando en validar tu modelo de negocio, lo cual no sucede casi nunca en el primer intento, por lo cual estás adaptándote en ciclos de 1 mes, 1 semana o incluso 1 día. La adaptabilidad está a su vez  vinculada con la agilidad y la aceptación del cambio, todos puntos necesarios para desenvolverse en complejo entorno actual.

Si hablamos de desarrollo empresarial tanto en corporaciones como en emprendimientos estaremos refiriéndonos también a la correcta asunción de riesgos. Si trabajas en una corporación tendrás probablemente un equipo el cual podrá ayudarte a tener una consciencia adecuada sobre las consecuencias de tus decisiones, la mesura es una característica que vamos adquiriendo al momento de escalar en el ciclo de vida de nuestras organizaciones, emergen cosas tales como el riesgo reputacional. Si tu día a día transcurre en una startup con certeza tienes una relación estable con el riesgo, de amores y odios pero en definitiva estable, casi cualquier decisión en un emprendimiento tiene un alto nivel de riesgo, especialmente porque cada paso determina el rumbo de tu organización, en muchos casos no hay vuelta atrás. De hecho el hecho de abrir una startup ya es un riesgo.

El ultimo factor que define esta frontera es la creatividad. En Lab Nueve consideramos que todos somos creativos pues esta es una característica inherente al ser humano, sin embargo tu contexto y entorno definen como empleas esta, una de las características de las corporaciones es la rigidez en procesos y en resultados esperados, incluso en áreas donde aparentemente la creatividad es “requerida”  los resultados no exceden la curva del statu quo, tienen un patrón común que si bien puede ser útil también es esperado y en ultimas no genera deleite. El tener una amplia gama de recursos en lugar de ampliar tus posibilidades de construir algo nuevo y valioso, en muchas ocasiones frustra tu proceso al tener que dedicar tiempo y energía a decidir que utilizarás. En el otro extremo, una startup sin desarrollo creativo no conocerá el largo plazo, la resolución de problemas en las startups hace parte de la cotidianidad, la ausencia de recursos y la condición austera es un factor común en este tipo de organizaciones, por lo cual las acciones denominadas como creativas tienen un contexto que se torna fértil en el momento donde la supervivencia de la organización depende de estas.

Con todos estos factores consideramos que las corporaciones podrían adaptar aprendizajes de cada uno de los factores dentro de su mentalidad, desde su narrativa de cómo se perciben. Podemos afirmar también que la etapa de estabilidad en las organizaciones es critica para realizar un análisis estratégico y buscar renovar el deseo de escalar y buscar resolver problemas de mercado, en otras palabras, apelar a ese ADN emprendedor con el que todo inició. Bien lo ha descrito Schumpeter en su teoría de ciclo de vida empresarial, después de la madurez viene el declive. Está en nosotros definir como nos comportaremos frente a ese aparente “fin de ciclo”.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *