Curiosidad Estratégica

Por qué el cielo es azul, por qué los perros se alegran tanto al vernos, a qué saben los colores, cómo podría vender el triple con la mitad de mis costos, qué hace que me prefieran sobre mi competencia, cómo vivirán las personas en el amazonas profundo o en Africa central, será posible tener viajes astrales, cómo podría deleitar a mis clientes de manera que nunca hayan esperado, podremos ser la compañía más grande de Latinoamérica, o incluso del mundo?  Todas estas preguntas tienen en común ese deseo por cerrar una brecha con lo desconocido, o en otras palabras, la curiosidad.

La curiosidad es inherente no solo al ser humano, sino al reino animal. Desde nuestros primeros años estamos preguntándonos qué pasaría si hago esto, qué se sentirá saltar desde aquí, a qué sabe esta otra cosa etc. Por ello ves a tu perro cachorro correr por toda tu casa, morder todo, hasta comerse elementos que quizá no sepan muy bien, es también por la curiosidad que ves a tus hijos cortarse ellos mismo el cabello o hasta las cejas, explorar diferentes formas de expresión “artística” como rayar paredes o disponer sus juguetes en un desorden programado. Diferimos de otros animales en nuestra capacidad de capturar información y analizarla (conocimiento) esto hace que si nuestro contexto es adecuado, nuestra curiosidad encuentre nuevos horizontes y quizá tus hijos además de buscar ordenar sus juguetes en tremendo caos, también ideen una estrategia que los hará vencedores en un juego con sus amigos, por el contrario si nuestro contexto no es propicio la curiosidad y ese deseo por cerrar brechas de conocimiento será cada vez más débil, o de forma más cotidiana “más aburrido”.

La curiosidad nos lleva a cuestionar desde lo más simple y aparentemente básico hasta empujar los limites de lo cognitivo y percibir nuevo conocimiento. Si bien la curiosidad es la que te empuja a juntar todo tu set de plastilinas para ver si puedes crear un nuevo color también es la que te empuja a pensar como escalar tu empresa a una nueva etapa, un nuevo nivel, a ser referentes y cuestionar lo hasta entonces pre-establecido. Si no nos hacemos esas preguntas emocionantes ¿Cómo podremos explorar nuevos horizontes profesionales? el mundo no sería como lo conocemos si alguien no se hubiera preguntado cómo hacer que el transporte sea tan accesible como el agua que sale por la canilla y hubiese fundado UBER, el mundo no sería igual si alguien no se hubiera preguntado como podríamos conectar millones de personas alrededor del mundo y hubiese fundado Facebook, o si alguien no se hubiera preguntado cómo podríamos construir un alimento que emule la carne en un 99% sin utilizar ningún producto animal y hubiese fundado impossible foods.

Creemos realmente que la curiosidad es nuestro activo estratégico más preciado, la capacidad de dudar, preguntarnos y no tener miedo a experimentar es un elemento fundamental para la escalabilidad de nuestros proyectos. Ahora bien, es importante comprender en qué tipo de escenario está moviéndose nuestra curiosidad, para ellos Daniel Berlyne diseñó una matriz que enmarca de manera practica donde reside nuestro deseo de descubir. En un eje vertical se encuentran en un extremo la curiosidad sensorial y en el otro la cognitiva. En el otro eje se encuentra la curiosidad especifica y en el otro extremo la divergente.

Como ya hemos mencionado la investigación es un factor determinante para el crecimiento, esta podría ubicarse en el cuadrante que relaciona lo cognitivo y lo especifico, sin embargo el viajar a lugares inhóspitos para conocer sus formas de ver el mundo y vivirlo estaría más relacionado con el cuadrante que involucra lo sensorial y lo divergente. En ambos casos resalto la importancia de no tener miedo a hacerse preguntas que te lleven a explorar nuevos horizontes, la relación con el crecimiento está justamente en preguntarse por cómo saltar del punto A al B sin posiblemente conocer donde llegaremos. Es en se sentido donde consideramos que el fomento de la curiosidad a través de los contextos amigables es clave pero además divertido.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *